Las sensaciones que tenemos al hacer la maleta para nuestras primeras vacaciones post-confinamiento

Viaje

01/12/22

¿Alguien más ha olvidado lo que es irse de vacaciones? Si a ti también te pasa esto, no se preocups, ya que es algo que muchos de nosotros hemos experimentado tras el confinamiento, las restricciones de movilidad y el cierre de las fronteras. Con la imposibilidad de irse de vacaciones durante casi todo un año, los sentimientos que nos vienen al hacer la maleta pueden ser muy diferentes a los de antes….

Por supuesto, algunos de los sentimientos serán los mismos, pero puede que se agudicen al haber pasado tanto tiempo desde las últimas vacaciones; y por el contrario, seguramente habrán aparecido otros nuevos al haber cambiado las condiciones de las mismas debido a la pandemia global.

Emoción

Naturalmente, la primera sensación que tendrás al empezar a hacer la maleta es  la emoción. Es normal, ya que muchos de nosotros llevamos más de un año sin irnos de vacaciones, así que, por supuesto, te alegrarás de volver a hacer la maleta. Sin embargo, este sentimiento puede cambiar rápidamente y convertirse en otra cosa…

Depresión

A medida vayas adentrándote en el proceso de hacer la maleta, tu entusiasmo puede terminar por  convertirse en depresión. ¿Por qué? Porque tienes que hacer sitio para cosas nuevas como mascarillas y desinfectante de manos, lo que hace que haya menos espacio para tu ropa. O tal vez, como el viaje fue tan duro, no pensaste en comprar ropa nueva para las vacaciones, lo que te dejó con pocas opciones y sin tiempo para ir de compras.

Arrepentimiento

Aunque el mundo se va abriendo poco a poco, por desgracia nunca se sabe lo que puede pasar. Como las normas pueden cambiar todos los días, puede que pienses que en realidad no merece la pena toda la molestia si de golpe se cierras las fronteras el día que te vas. Tal vez termines acampando en tu jardín trasero…

Iluminación

Mientras sigues haciendo la maleta, pronto te darás cuenta de que seguramente merezca la pena, ya que si consigues llegar a tu destino sin problemas, tienes todo un mundo por descubrir repleto de cosas que  ver y probar. Por fin vas a poder disfrutar de unas vacaciones de verdad bajo el sol, en lugar de tomarte unos días libres para sentarte en casa frente al televisor. Seguro que eso merece la pena, ¿no?

Incredulidad

Por fin has terminado de hacer la maleta y ya estás listo para disfrutar de esas vacaciones que tanto te ha costado conseguir. ¿Va a suceder realmente? ¿De verdad vas a subirte a ese avión y a irte de vacaciones? ¡Todo parece un sueño y te asusta la posibilidad de poder despertarte en cualquier momento!

Éxtasis

Mientras te diriges al aeropuerto o a la estación de tren, estarás totalmente asombrado por el hecho de que por fin te vas a ir de vacaciones de verdad después de un año atrapado sin poder moverte libremente. ¡Ahora siéntate y relájate mientras tu sueño de poner punto y final a tu aislamiento se hace realidad!