Una gata sin hogar rechaza la comida a menos que esta se encuentre en una bolsa, hasta que un día sus rescatadores le siguen y ven por qué

JP

12/08/22

La vida en la calle no es fácil para los gatos. Mientras que los gatos domésticos disfrutan de una existencia mimada, los animales callejeros obligados a vivir bajo el capricho de los elementos luchan cada día para sobrevivir. Si alguna vez has alimentado a un gato callejero, entonces sabrás lo dura que puede ser la vida para ellos y lo agradecidos que están por cualquier comida gratuita. Si bien es posible que desconfíen de la gente, si hay comida para ofrecer, los animales callejeros la devorarán tan rápido como puedan antes de saltar a un lugar seguro.

Eso es lo que hace que esta historia sea tan especial. Cuando una voluntaria de un refugio de animales local se dio cuenta de la extraña forma en la que una gata estaba comiendo, decidió seguirla. Lo que descubrió cambió la forma en la que vería a cada animal a su alrededor….

[adinserter block=”1″]

PreviousSiguiente